Vida independiente: dar oportunidades y apoyos

De las experiencias recogidas en el VIVA-Vida Independiente en Vivienda con Apoyo nos

preguntamos cómo acompañar el crecimiento y la vida independiente de los jóvenes con

con discapacidad.


Más allá de la pregunta “¿Qué va a ser de mi hijo o hija cuando yo no esté?”, padres y

madres cuentan sus inseguridades y sus temores en relación con la vida en comunidad. Esa

falta de confianza suele ser el resultado de mitos (Para ser independiente hay que tener

todas las variables bajo control), oportunidades no dadas (Como no sabe hacer cuentas

nunca le dimos una cantidad de dinero para planificar cómo gastarlo), o realidades

ineludibles (En la calle hay peligros) entre otras causas.


La idea de que puedan existir recursos de apoyo que mejoren el funcionamiento de las

personas y su bienestar, en cierto modo tranquiliza. Quienes cumplen la función de apoyo:

familiares, amigos, profesionales, intervienen para facilitar la vida independiente

respetando las preferencias y elecciones de cada persona. Los apoyos pueden ser

intermitentes (cuando se necesitan), limitados (continuos por un tiempo limitado),

extensos (continuos y regulares para ciertas tareas y sin límite de tiempo) o generalizados

(continuos y regulares para todas las tareas).


Las oportunidades que va dando el entorno permiten desarrollar recursos propios, asumir

responsabilidades, madurar. Los apoyos permiten pensar en un proyecto de vida y pasar a

la acción.


Informes en vivasolardeintegracion@gmail.com